martes, 11 de diciembre de 2007

Que el tiempo se detenga.


Se suele asociar el tiempo a lo que marca el reloj (vivimos determinados a el), pero una cosa es el inevitable paso del tiempo y otra es la percepción subjetiva del tiempo, en la que influyen variables psicológicas y biológicas de gran peso, que hacen que la percepción temporal sea diferente para cada persona que la experimenta en función de sus experiencias vividas y el momento en que se encuentra. Si hay un acontecimiento importante se focaliza la atención en el paso del tiempo y esto aumenta la duración del mismo, por el contrario si la atención se aparta del paso del tiempo y se dirige hacia una situación o evento determinado, la experiencia de la duración parece más corta...

En este último mes mi percepción del tiempo es como relato en el primer caso, pero a partir de hoy empieza la cuenta atrás, el tiempo se hace más corto , los días pasan más rápidos por que yo muevo las manillas del reloj y el fin de semana las detendré porque quiero que este fin de semana el tiempo se pare...

3 comentarios:

Marta dijo...

Si pudieras detener el tiempo en un día en concreto, cuál sería? qué momentos de tu vida te gustaría vivir eternamente? ...

Marta dijo...

Las coca-colas en los recreos del instituto ;-)... tqm

rocco dijo...

a día de hoy no existe razonamiento científico ni lógico que diga que el tiempo se puede parar.